Hogwards, la experiencia de vivir en un barco-casa

Tiene forma de casa pero es un barco. Tiene forma de barco pero es una casa. La cuestión es entender de qué se trata porque desde hace meses, se encuentra amarrado en el puerto de Mahón un barco que es una casa, una casa que es un barco. En Discovery Menorca hemos tenido la oportunidad de entrevistarnos con su creador y propietario, Miguel Carrión para que nos explique que hay detrás de Hogwards.

“Si por fuera puede parecernos un barco, por dentro es una auténtica casa” nos confirma Miguel. “Posee 12 x 4 metros habitables que incluye un salón/comedor, un dormitorio con una cama de 1’60 m y un gran baño. Además, está equipado con tres terrazas, una de las cuales es superior, con un solárium inmenso, una barbacoa y un jacuzzi” añade su creador.

¿Y cómo embarcación? Miguel Carrión nos dice está despachado para navegar por aguas interiores y en lista 6ª, lo que significa que se puede alquilar a terceros y está libre de la licencia turística. Otra de las ventajas es que su mantenimiento como barco es muy bajo porqué no tiene un casco con mil instalaciones ni aguas de sentina. “Su flotabilidad la proporciona el hecho de tener dos patines de 50 cm de calado y cuenta con un motor pequeño pensado para estar más amarrado que navegando” nos aclara.

Poder disfrutar de este barco-casa supone un auténtico privilegio y la libertad de vivir prácticamente solo, rodeado de agua, adormecido por su vaivén. Según Miguel Carrión, puede llegar a crear barcos-casa hasta 18 metros con manga a proporción hasta unos 6 metros y con la distribución interior a demanda.

No comments

LEAVE A COMMENT