Se levanta a diario con los primeros rayos del sol para poder regar su huerto y sus árboles frutales. Al fundador y presidente del Grupo Bonnin Sanso le mueven muchas aficiones porque es una persona activa e inquieta pero el contacto con la tierra, el cultivo de frutas y verduras y la siembra, le regala gran satisfacción. Ha transformado su jardín en un huerto particular donde también hay espacio para un pequeño invernadero en el que protege la siembra más delicada.

InvernaderoBonnin - Un hombre de campo

Alejado del despacho y de la rutina del día a día, Juan Torres se pasea feliz entre sus lechugas y sus tomates, viendo como crecen los melones o como evolucionan las calabazas que están a punto de estallar. Un huerto natural de pies a cabeza en el que no le gusta usar productos químicos ni fertilizantes que no sean naturales, el abono de los animales o el uso de las hierbas aromáticas que se encargan de mantener las plagas a raya.

Las tortugas campan también con una sonrisa entre fruta caída madura que se convierte en su manjar y es que cuando llega la cosecha, le faltan manos para poder recoger todo lo que se ha generado.

CiruelasJuanTorres - Un hombre de campo

Mes a mes, el huerto cambia de aspecto y de productos que siguen los ciclos naturales de cosecha en Menorca. Cuidar el huerto es también cuidar de uno mismo pero también de los demás porque en el fondo, lo que más le gusta a Juan Torres es poder aparecer por sorpresa en la oficina con una bolsa de ciruelas recién cogidas para regalar.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

No comments

LEAVE A COMMENT