Se descubrió que las rissagas de Ciutadella provenían de Argelia.

El Diario Menorca hablaba en 1988 de rissagas o mareas que afectaban al puerto de Ciutadella y del descubrimiento científico llevado a cabo por el Centro Metereológico de Palma, que situaba su origen en Argelia. Cuatro años antes se había producido una marea que habría hundido hasta 70 embarcaciones y por ello, se había iniciado una investigación para tratar de dar explicación a este fenómeno tan habitual en el puerto ciudadelano.

Tal y como informaba el Diario Menorca, los estudios realizados sobre los ciclones del Mediterráneo Occidental apuntaban que las mareas que afectan al Puerto de Ciutadella tienen su epicentro en las costas argelinas. En la atmósfera de este país norteafricano se generaban unas depresiones muy profundas que cuando no cuajaban como tempestad, producían una inyección de aire caliente sobre el Mare Nostrum.

Según estas hipótesis, el aire inyectado desde Argelia producía unas ondas largas que tenían una amplificación en los puertos y en especial en el de Ciutadella, por su configuración geométrica. Un equipo del Departamento de Física de la Universidad de Balears concluía que el puerto de Ciutadella tenía una profundidad, longitud y anchura que propiciaba que las ondas largas que iban en dirección al puerto, se ampliasen hasta los dos metros de altura y por ello, la única solución que se apuntaba para evitar estas rissagas era la modificación geométrica del puerto.

En caso de desembocar en tempestades las depresiones argelinas, las consecuencias podían ser peores. Los metereólogos atribuían a una depresión argelina acaecida en 1980 como causante de unas olas de cinco metros que, en este caso, habían afectado también al puerto de Mahón, destrozando 12 barcos.

No comments

LEAVE A COMMENT