Menorca es mucho más que Macarella, Macarelleta y Turqueta. Nos obsesionamos por querer visitar las playas más conocidas de la guía pero si realmente queremos disfrutar de la Isla como se merece, hay otras playas que merecen nuestra visita y no suelen estar tan saturadas. Es por esto que desde Discovery Menorca os proponemos tres playas con encanto y de fácil acceso fuera de los circuitos turísticos.

Playa de Cales Morts, ideal para observar la vida acuática

Se encuentra a menos de 900 metros del parking de Binimel·là pero no se le acostumbra a prestar atención porqué está a medio camino de Cala Pregonda, una playa que sí que está en los circuitos habituales de los turistas y residentes. De tono rojizo, Cales Morts es una playa de guijarros con restos de posidonia y algunas zonas de arena. Dentro del agua es más rocosa y por lo tanto es un lugar perfecto para observar vida acuática.

Playa de Cales Morts

Las tres calitas de Cala d’en Saler

No es solo una playa sino que en realidad son tres calitas y a tan solo 500 metros del parking del Ecomuseo de Cavalleria. La más grande de las tres tiene unos 10 metros de largo y unos 15 de ancho. Entremedio de las tres hay un cubierto con una sombra de cañas perfecta para pasar las horas de más calor.

Las tres calitas de Cala d’en Saler

Binissafúller, estampa menorquina

Es una cala cómoda, segura, de arena blanca y con casetes de vorera. Aún así, no es una playa famosa como Macarella o Mitjana y se puede disfrutar de su tranquilidad. La típica estampa menorquina con las casitas emblanquecidas, con su muelle y su pequeña barca para salir a pescar o refrescarse.  Se llega desde Sant Lluís y se puede aparcar en el primer parking que se encuentra. La playa está al lado.

Las tres calitas de Cala d’en Saler

 

No comments

LEAVE A COMMENT